¿Sabes de dónde viene la frase EL PERRO ES EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE?

Toda la vida hemos escuchado que «el perro es el mejor amigo del hombre» y seguramente, alguna vez que otra, la hayamos dicho hasta nosotros mismos. Pero, ¿sabemos realmente de dónde proviene este dicho?  En este post te contamos el origen y la trágica historia que popularizó esta frase… ¡Te sorprenderá!

Origen de la historia

Leónidas Heornsby había amenazado en varias ocasiones a Burden con que asesinaría a su perro si volvía a encontrarlo cerca de su casa, por eso cuando el cuerpo de su mascota apareció en la cerca de Heornsby, tuvo claro quien había sido el culpable.

En esa época los derechos de los animales no eran considerados importantes, y como no se trataban de humanos, la indemnización a pagar tenía un valor ínfimo.

Burden no se dio por vencido y le prometió a su compañero que vengaría su muerte, y así fue, se convirtió en el caso más viral de juicios por mascotas, cambiando la ley.

El granjero después de que no se lo tomaran en serio en la corte de Warrensburg, aprovechó la visita a Missouri del prestigioso abogado George Graham Vest para proponerle el caso y este, sin dudarlo, acepto.

Día del Juicio por el asesinato de mi perro

Cuando llegó el día del juicio que cambiaría la historia, el abogado pronunció el siguiente discurso“Caballeros del jurado: El mejor amigo que un hombre pueda tener, podrá volverse en su contra y convertirse en su enemigo. Su propio hijo o hija, a quienes criaron con amor y atenciones infinitas, pueden demostrarle ingratitud. Aquellos que están mas cerca de nuestro corazón, aquellos a quienes confiamos nuestra felicidad y buen nombre, pueden convertirse en traidores. El dinero que un hombre pueda tener también podrá perderlo, se volará en el momento que más lo necesite. El único, absoluto y mejor amigo que tiene el hombre en este mundo egoísta, el único que no lo va a traicionar o negar, es su perro. 

Si la desgracia deja a su amo sin hogar y amigos, el confiado perro solo pide el privilegio de acompañar a su amo para defenderlo contra todos sus enemigos. Y cuando llega el último acto, y la muerte hace su aparición y el cuerpo es enterrado en la fría tierra, no importa que todos los amigos hayan partido. Allí junto a la tumba, se quedará el noble animal, su cabeza entre sus patas, los ojos tristes pero abiertos y alertas, noble y sincero, mas allá de la muerte.”

Tras estas palabras, Graham Vest, ablandó el corazón del jurado y del juez, el cual decidió subir la indemnización 400 dólares más por encima de los 50 que había que pagar anteriormente.

Prueba estos enlaces: Tendencia | Sociedad | ElMagazinedeCorrientes